Subida de la luz en una Passivhaus

La subida de la luz y los cambios de tarifas pueden ser un auténtico quebradero de cabeza para las familias. En las viviendas tradicionales, el consumo de energía está disparado y la eficiencia energética brilla por su ausencia. En cambio las viviendas Passivhaus están diseñadas para el ahorro energético. Por lo que la subida de la tarifa de la luz no tiene tanto impacto.

¿Por qué no afecta la subida de la luz a una casa pasiva?

  1. Baja demanda energética. Las Casas Pasivas tienen una baja demanda energética. Por lo que consumen poca energía. Y al tener una eficiencia energética muy alta tampoco necesitan tener una potencia contratada alta. Así que el término fijo y de consumo terminan siendo bajos.
  2. Confort con bajo consumo. Otro de los aspectos que caracteriza a las viviendas Pasivhaus es que no necesitan tener conectado todo el tiempo la calefacción o el aire acondicionado. Tanto la orientación de la casa como sus características térmicas permiten que la climatización funcione al mínimo. Y siendo uno de los sistemas que más energía consume. El ahorro es evidente.
  3. Autoconsumo. Si se ha optado por una Passivhaus Classic, el ahorro anterior es el que va a conseguir. Pero si opta por una certificación mayor, como Passivhaus Plus o Passivhaus Premium, al tener una producción de energía con fuentes renovables. Normalmente por placas solares instaladas en el tejado. Además de tener una baja demanda de energía las placas producen energía y el consumo se reduce a niveles ínfimos.

Otras medidas de ahorro

Si todavía no ha contratado a Casas Arquicenter para construir un modelo del catálogo de casas Passivhaus va a tener que tomar otras medidas para ahorrar energía.

  • Eficiencia de los electrodomésticos. A la hora de comprar un nuevo electrodoméstico consulte su etiqueta energética. Si el aparato va a estar encendido muchas horas conviene que sea lo más eficiente posible. El consumo de un frigorífico A es el doble que el de un frigorífico A+++, que consume solo 0,062€ al día.
  • Ajustes en los termostatos. La temperatura del agua caliente sanitaria se puede regular en las calderas modernas. Ajustar unos grados arriba o abajo según la época del año mejora la eficiencia energética. En invierno el agua puede estar a 41 o 42 ºC mientras que en verano se puede bajar a 37 o 36 ºC, incluso a valores más bajos. El aire acondicionado y la calefacción funcionan parecido, si se ajusta el termostato a una temperatura confortable el gasto de energía es menor.
  • Mantenimiento adecuado. Si los electrodomésticos tienen un mantenimiento adecuado funcionan mejor y su eficiencia es mayor. Por el contrario, un aire acondicionado que no recibe mantenimiento parece que no enfría aunque esté conectado todo el día. Limpiar los filtros y comprobar el estado de los conductos y equipos es fundamental.

Búsquedas relacionadas: subida de la luz en 2021, subida de la luz horarios 2021, eficiencia energética de una casa, cómo reducir la factura de la luz, reducir la factura de la luz, reducir la factura energética, casas pasivas y la eficiencia energética, eficiencia energética en edificios.